Como organizar una cena de empresa

 

Organizar una cena  de empresa no es una tarea fácil si no eres un especialista en eventos o recursos humanos. ¿Te ha tocado organizarla y no sabes por dónde empezar? ¿Buscas algo diferente? Como cada año, es en estas semanas cuando se multiplican las cenas de empresa para celebrar la Navidad. Aunque para muchos suponga un compromiso, las cenas de empresa son una oportunidad para olvidarse de malos rollos, relacionarse con los compañeros fuera del entorno laboral y conocer mejor a las personas con las que convives día a día.

 Los próximos días es cuando la mayoría de empresas reúnen a sus empleados para celebrar la tradicional cena que, muchas veces, puede suponer más de un dolor de cabeza para la persona al cargo, por lo que siempre viene bien consejos para organizar la cena de Navidad y no morir en el intento. Selecionamos algunos:

 

Elige bien el lugar

La primera duda nos viene con la elección del lugar en el que celebraremos el evento. Es importante que sea un local agradable, que disponga de  menús especiales para grupos (podemos echar un vistazo a  Tripadvisor para conocer las opiniones de los que ya lo han visitado). Dado que en estas cenas es habitual tomar alguna copa de más, debemos elegir un lugar céntrico, bien comunicado, al que sea fácil llegar en transporte público, y que esté cerca de sitios a los que poder ir a tomar algo después de la cena. Si no, otra buena opción es contratar los servicios de alguna empresa de alquiler de minibuses durante toda la noche, para que nos acompañe si vamos a ir a algún lugar más apartado.

 

El menú, lo más importante

El otro gran quebradero de cabeza a la hora de organizar una cena de empresa es la elección del menú. Aunque siempre podemos dejar que cada cual elija lo que quiere tomar de la carta, para no eternizar la noche es preferible que previamente hayamos encargado alguno de los menús para grupos de los que muchos restaurantes disponen. Y como no todos tenemos los mismos gustos, intentar que todo el mundo quede satisfecho puede resultar una ardua tarea, por lo que las tapas o la comida italiana son siempre una solución infalible.

 

Regalos de amigo invisible

Otra de las prácitcas habituales en las cenas de empresa es la el amigo invisible, en que debemos regalar algo a alguno de nuestros compañeros. Para que todo el proceso de sorteo y elección de los destinatarios de los regalos no sea un quebradero de cabeza para el organizador, existen webs especializadas que se encargan de agilizar todos los trámites simplemente introduciendo el nombre, y el correo o número de teléfono de los participantes. Fácil y sencillo.

 

Crea un hashtag para las Redes Sociales

Y si en vuestra empresa sois muy de Facebook o Twitter, nada como crear un hashtag propio para que los invitados vayan subiendo las fotos (ojo, solo las que puedan verse) y los comentarios más jocosos de la noche. Así, al día siguiente podréis repasar todo lo que la velada dio de sí, y recordar los mejores momentos.

 

Consideraciones finales

Por último, recordar que las cenas de empresa son una buena manera de limar asperezas y fomentar el buen ambiente, y que son una excelente ocasión para resumir lo que ha dado de sí el año, recordando aquellas anécdotas y hechos divertidos que han sucedido durante los últimos doce meses, y dar carpetazo a aquellos no tan agradables.

¡Consúltenos!

¡Celebra con nosotros!